La moda de adornar con vinilos decorativos

Cuando de decoraciones se trata, siempre el ser humano busca la forma de destacar o sobre salir en ese espacio de su casa, oficina o cualquier otro lugar, con respecto a la decoración, es por ello que ha desde hace un tiempo surgió la idea de realizar decoraciones en paredes con estampados de vinilo.

Existen muchas formas de decorar un espacio y siempre la moda sorprende con recursos para renovar ambientes y objetos con pequeños cambios o mínimas intervenciones.

Este tipo de premisa es la que propone la decoración con vinilos, una tendencia que crece en todo el mundo y que pisa cada vez más fuerte. Esta la puedes realizar en su mayoría con frases, dibujos, imágenes y hasta fotos, se multiplican por doquier con diseños cada vez más ocurrentes y permiten darle un toque ‘chic’ a tus paredes, muebles y hasta electrodomésticos invirtiendo muy poco dinero.

Una de sus grandes ventajas es que son súper fácil de colocar y no requieren una gran inversión, con lo cual, si no te gusta, te cansaste o lo pegaste mal, puedes sin problema renovarlo pronto. Es un recurso genial, a su vez, para tapar imperfecciones o rayones, que pueden quedar disimulados en apenas minutos.

Además, la colocación no requiere pegamento ni ningún otro aditivo especial, y no ensucias nada ni corres el riesgo de pegarte los dedos.

La posibilidad  más linda que te pueden regalar es que puedas personalizár un espacio u objeto de manera única y original. ¡Hasta puedes hacer un diseño propio y encargarlo! O pedir a un fabricante una frase, un nombre o una palabra que te guste.

Es por ello que en este artículo te presentamos algunos modelos de vinilos decorativos, una alternativa sencilla a la vez que original para decorar todo tipo de espacios, los cuales no tienen por qué ser necesariamente interiores.

Además de cuadros, fotografías, láminas o papeles pintados, podrás añadir los vinilos a tus opciones al adornar cualquier espacio.

Aunque pueden ser colocados sobre múltiples soportes, no todos ellos serán adecuados. Por ello, hay que prestar atención a la textura del soporte. Te lo anticipamos: cuanto más lisa sea la superficie escogida, mejor será el resultado final.

Dependiendo de sus características y las superficies, los encontraremos con una durabilidad u otra. Lo normal son unos 5 años aproximadamente, aunque si la calidad es muy mala no tardarán mucho en despegarse.

En función de su colocación, encontramos distintas tipologías:

Adhesivo: es el tipo que más interesa en el caso de interiores. Simplemente debes retirar la cubierta pertinente sobre la parte adhesiva. Tras esto, solo tienes que colocar el vinilo sobre la superficie que desees.

Agua y jabón: al contrario que el caso anterior, son ideales para exteriores, ya que son más resistente a las condiciones  meteorológicas. Esto se puede aplicar perfectamente a los cambios de temperatura, por lo que es fácil encontrarlos también en superficies expuestas a cambios drásticos de temperatura, como en las cocinas o cerca de radiadores.

Electrostáticos: muy recomendables para escaparates de tiendas, locales, clínicas de cualquier tipo. Por ejemplo para presentarnos contenidos como promociones u ofertas, sobre todo para las de carácter temporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *