Modelos de estampados de poleras

La serigrafía es el arte de realizar estampados en poleras o camisetas, lo que resulta una manera divertida y atrevida de poder tener camisetas hechas o decoradas por ti misma, y es que a pesar del trabajo que pueda incluir hacerla, el uso de estas se ha vuelto una tendencias con el paso de los años.

Vale destacar, que esta es una forma económica y divertida de poder crear diseños propios y muestren tus gustos, como por ejemplo el nombre de tu banda, la mascota de tu equipo o simplemente una imagen o un patrón interesante.

Para lograr un estampado optimo, se transfiere una tinta a través de una malla tensada en un marco, para no pintar las áreas donde no habrá imágenes se puede bloquear el paso de la tinta con una emulsión.

Una vez que el primer modelo se ha logrado, el estampado puede ser repetido miles de veces sin perder definición, lo que la convierte en un sistema de impresión repetitivo de muy buena calidad.

Para comenzar, compra algunas camisetas sencillas, elabora un diseño y escoge tu método de impresión, en este artículo conocerás las formas más usuales de realizar este tipo de estampado con plantilla, con serigrafía y con papel de transferencia térmica.

Para comenzar a realizar el estampado, puedes ir reuniendo los materiales a utilizar para el estampado, con la ayuda de una plantilla, necesitaras una camiseta unicolor, pintura o tinta, un rodillo pequeño y cinta adhesiva.

Luego, lo primero que debes realizar es lavar la camiseta de algodón ya que se encogen al lavarlas, por lo que es importante que las pases por la lavadora y el secador antes de estampar en ellas. Si esperas a lavarlas hasta después de estampar, el diseño puede terminar deformado. Cuando la camiseta se seque, plánchala para quitarle las arrugas.

Extiende algunas hojas de papel de estraza o papel para desechar en una superficie dura y plana. Pon la camiseta en la superficie y extiéndela para que no tenga pliegues ni arrugas. Pon la plantilla en el lugar de la camiseta donde quieres estampar el diseño. Asegura con cinta adhesiva los bordes de la plantilla a la camiseta para sostenerla en su lugar.

Si te preocupa que la pintura se traspase hacia abajo, pon un trozo de cartón dentro de la camiseta. Así evitarás que la pintura atraviese la prenda hacia el otro lado. Asimismo para evitar salpicaduras de pintura en tu ropa buena, te recomendamos utilizar una camiseta vieja.

Posteriormente vierte la pintura en la bandeja. Haz rodar el rodillo algunas veces sobre la pintura para que quede empapado de esta uniformemente. Haz una prueba pequeña con el rodillo en una hoja de papel.

Cuando la pintura esté totalmente seca, pon un paño limpio (tal como un paño de cocina fino) sobre el diseño. Pon la plancha en una temperatura alta y pásala sobre el área pintada de la camiseta. Esto ayuda a establecer la pintura en su lugar. Así no se desprenderá fácilmente.

Ahora ya estás listo y puedes ponerte tu camiseta nueva. Lávala con agua fría aparte de las otras prendas las primeras veces que se ensucie. Con el tiempo debes poder juntarla con el resto de tu ropa sucia. Además también te tengo Marcos para selfies juveniles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *